viernes, 30 de diciembre de 2011

365 momentos para renovarse


En toda casa, en todo lugar, en todo edificio existen bodegas. Ellas cumplen una función especifica y puntual: Guardar aquello que no sirve, pero que "algún" dia podremos volver a usar. 

Lamentablemente, no solo existe físicamente las bodegas, también existe, "mentalmente".  Nosotros tambien vamos guardando en nuestra "memoria emocional" millones de recuerdos, vivencias y hechos que han pasado en nuestra vida.  Sólo que muchos de esos recuerdos, penas, éxitos, rencores, rabias ya no sirven de nada.

Al iniciar un dia, una semana, un mes, un año. Hay que empezar visualizando lo que quiero y no lo que no hice o lo que perdí.

Es importante no solo "dar vuelta la página", sino que "cerrar el libro".  Aprender a mirar adelante sin preocuparse del "espejo retrovisor". 

Cerrar círculos para engendrar nuevas experiencias.  En la vida, debemos ser tan sabio y fuertes para poner punto final y no seguido, y jamás dejar cosas en la vida con "puntos suspensivos....."   Tal vez, por esperar "algo" del pasado, te farrees los regalos del presente.


jueves, 1 de diciembre de 2011

Un amor sano es un corazón feliz.

Amores Tóxicos


“Una relación tóxica se caracteriza por estar profundamente desequilibrada; bien porque uno da mucho más que el otro, o bien, porque uno de los dos presenta problemas de comportamiento”, explica la periodista y escritora española, Alicia Misrahi. Ah sido, casi común ver a algunas amigas que he tenido, relaciones afectivas que uno observa desde afuera, "que la cosa no da para más", sin embargo, ellas se empecinan en continuar la relación adelante, "porque aun lo quieren".  Sin embargo, nos olvidamos algo que es esencial en el amor.  Ser felices.


 Todas las cosas y acciones que emprendemos en la vida buscan un beneficio personal y social.  Personal, sentirnos bien y felices con lo que tenemos; y social, que construyamos  una sociedad más justa y sana.  Sin embargo, cuando mantenemos una relación donde existe mucho egoísmo, exceso de violencia psicológica; el mejor acto de valentía es abandonar ese amor que nos hace respirar un aire tóxico; y por amor a nosotros mismos, iniciar una nueva etapa, donde lo mejor no es dar vuelta la página; sino quemar el libro.






No a los amores tóxicos, que contamina la paz interior y juegan con nuestras emociones.  El amor está echo para disfrutarlo y ser feliz. Nadie tiene el derecho de tomar nuestro corazón y hecharselo al bolsillo. Somos hijos del amor.


Pego aqui, lo que me parece lo más destacable de esta periodista: (puedes ver su contenido completo en: http://bit.ly/rHAKUP)




"...Y para tener más clara la película y darse cuenta cuándo se está frente a una relación que no llegará a buen puerto, enumera una serie de situaciones que son a su entender, claras señales de alarma.

"Te ridiculiza, no te deja ver a tus amigos o familia, se queja de lo que haces continuamente, minimiza tus logros; te cuenta sus problemas, pero a la hora de escuchar los tuyos, no te presta atención; se enfurece por tonteras, siempre eres tú la que cede, te hiere, insulta o te hace sentir culpable y te presiona para que cambies, son solo algunas de ellas.

Demás está decir que cualquier signo de violencia es una razón de peso para terminar y no merece mayor análisis.

Pero en cuanto a las situaciones antes mencionadas, que te pueden tener indecisa, se debe intentar ver el panorama completo y evaluar si el conjunto de lo bueno y lo malo los está haciendo a ambos felices. En el caso de que sepas que debes terminar y no te atreves, Misrahi aconseja:

1.- Escoge un buen momento. Que no esté nervioso por algún problema personal por el que esté pasando.
2.- Habla con él a solas. “Evita los lugares públicos, a no ser que temas por tu seguridad”.
3.- No esperes a que la relación esté completamente deteriorada.
4.- “Escucha lo que tenga que decir, pero que no pese en tu decisión”.
5.- No te distraigas en discusiones. El objetivo final es terminar.
6.- “No alces la voz ni hables demasiado rápido o parecerá que solo tienes una rabieta. Respira hondo y habla con voz clara y pausadamente”.


“No cambies de opinión por mucho que él diga y prometa”, comenta la autora. Seguramente, si ya has llegado a estas alturas es porque le diste una segunda, tercera y cuarta oportunidad.

Tampoco se trata de humillarlo, acusándolo de que por él todo fracasó. Por eso, Misrahi recomienda que, cuando los motivos del quiebre sean humillantes para él (inmadures, ser hijito de su mamá, celópata, etc.), se debe buscar una razón más o menos neutra que no lo exponga tan cruelmente.  Paras eso, las películas nos han aportado grandes frases del estilo “no eres tú, soy yo” o “creo que no vamos por el mismo camino”. 

“No es el momento de hacerle razonar (...) sino de salvar el pellejo. (...) Seguramente él intentará provocarte, pero lo que tienes que hacer es no entrar al trapo, conservar la calma y salir de la relación lo más tranquilamente posible”.

Por último, si en algún momento sientes que te estás arrepintiendo de tu decisión, “piensa en el peor momento que pasaste con él”, dice la española."



La sonrisa de amar


Hace unos años atrás, un diario capitalino hizo una encuesta a los recien divorciados y separados, y les preguntó, que si tuvieran que escoger una nueva pareja, qué cualidades exgirian de ella.  La respuesta fue sorprendente e inaudita: El 80% respondió que tuviera BUEN HUMOR.

Sin duda, que el amor, no solo se nutre con citas, besos y abrazos.  Sino que también, con bastante cuota de buen humor.  El reirse juntos de "sus payasadas", hacerse bromas para agradar al otro.  No solo los "piropos" son capaces de seducir a alguien; sino que tambien, la grata sonrisa, la alegre "talla" y la chispeante  manera de contar alguna anecdota.



Un amor triste es un "triste amor".  El humor es capaz de hacer que desde lo profundo de una relación, se contruya millones de sonrisas.

Al final de cada etapa que vive la pareja, después de los momentos románticos, lo que más se recuerda, son las "caricaturas" que vivieron juntos con tantas risas.  Amar alegremente, es la  mejor manera que el amor, se conserve siempre fresco.  ¡Qué viva el buen humor en el amor!




Relaciones con "Química"






Sin duda alguna, que la atracción hacia una persona, no solo se basa en lo físico o en su inteligencia.  Hay algo más allá que nos hace atraer a esa persona y nos provoca un "cosquilleo" cuando la vemos.  Es lo que muchos llaman "la quimica"; o como llamaban los griegos, el "animus" y el "anima".  Es esa atracción que escapa a la razón y solo el corazón entiende.


Ese "algo" de esa persona que nos provoca emociones fuertes, intensas y felices.  No pasa por la edad, ni el buen físico, ni su posición social.  Es algo más profundo que nace del interior, del alma y se concretiza en amor.


La atracción química es la forma en que encontramos a ese ser y la transformamos en nuestro amor, en nuestra "media naranja" que al madurar los afectos y profundizar la relación, la queremos como una "naranja entera".  Queremos todo de el/ella, su vida, su ser, su presente, su corazón, sus sueños ...pero a nuestro lado.


La atracción química es la que despierta en nosotros tres acciones que queremos conjugar en la persona amada.  "Nos gusta", "Es bonita" y "Nos provoca".


Y esas acciones no se pierden en el tiempo.  Nos gusta no importando los efectos etarios en su piel.
La encontramos bonita/o sin importar si obtuvo un titulo de belleza.  Nos provoca, de tal manera, que deseamos intimar con la persona.  Allí nos damos cuenta que el amor hace todo bello, perfecto y feliz.


La química... eso que brota en lo espontaneo y se transfoma en el "amor de nuestra vida".  Por eso el amor no tiene edad.


video